Seguramente conozcáis Steam, todo un descubrimiento de Valve, que además de sacar juegos realmente impresionantes -Counter Strike es legendario- tuvo la gran idea de utilizar Internet como medio de distribución directo.

Aunque inicialmente solo distribuía sus propios títulos, pronto más y más desarrolladoras le cedieron los derechos para poder vender también juegos de otras empresas, y la bola de nieve fue creciendo hasta convertirse, hoy en día, en uno de los sistemas de distribución de juegos más potentes en todo el mundo.

Lamentablemente una de las desventajas de Steam -que acaba de estrenar nueva e impresionante interfaz- es el hecho de que solo corre de forma nativa bajo Windows. Hace años aparecieron rumores de que este sistema se exportaría a Linux de forma nativa -ya funciona a través de Wine-, pero finalmente la cosa quedó en nada.

Sin embargo, dicha posibilidad se ha vuelto a reactivar tras el anuncio de la empresa. Valve indicó hace unos días que habría soporte para Steam y Source Engine en Mac OS X, una noticia que teóricamente abre también las puertas a otras soluciones del mundo Unix.

En Phoronix han investigado esa posibilidad y no tienen demasiadas noticias. Ni buenas ni malas, aunque en este caso podríamos decir que la ausencia de noticias no es una buena noticia. Valve ha declinado cualquier tipo de comentario sobre una posible versión de Steam en Linux, y me temo que es raro que anuncien a bombo y platillo la versión de Mac OS X y no digan nada de Linux, así que puede que por el momento tengamos que seguir acudiendo a Wine para disfrutar de ese sistema. Que no está mal del todo, cuidado.

Anuncios