Hace poco que he hecho la transición de navegador a Opera 10.5 bajo Mac OS X. Actualmente el navegador todavía está en fase beta, no es una versión estable y aún así creo que vale la pena probarlo y ¿por qué no? usarlo como navegador por defecto. Sin duda tengo que admitir que me encanta probar las versiones en desarrollo de los navegadores, me gusta el riesgo por decirlo así. Estas versiones son poco estables y por lo general arrojan incompatibilidades con algún software de terceros, sin embargo, creo que son la apuesta para hacer evolucionar el desarrollo de los navegadores, un software esencial en cualquier sistema operativo. Veamos pues en la entrada extendida cuáles son las razones por las que apostar por Opera como navegador pricipal. Carakan, la velocidad en estado puroSin duda, una de las mayores ventajas que tiene hoy por hoy Opera es su novedoso motor de interpretación de Javascript, Carakan, que multiplica por 8 la velocidad de la versión anterior de dicho navegador y lo sitúa hoy por hoy como líder del mercado en lo que a velocidad de ejecución de código Javascript se refiere. La verdad es que tras probar su rendimiento en la carga de varias páginas que usen la tecnología javascript como puede ser gmail o facebook, sin duda uno se da cuenta que nada tiene que envidiar a otras opciones como Chrome, Safari o Firefox. UI integrada con el sistema, de serieAnteriormente, las otras versiones de Opera carecían de una integración propia con el sistema, tanto los componentes del navegador como la apariencia del mismo, distaban mucho de las demás aplicaciones del sistema. En cambio en esta nueva versión, además de estar realizada en Cocoa, esto ha cambiado radicalmente ofreciendo un look&feel muy maquero, una integración con el sistema más que suficiente y ya no es algo que difiera del resto de aplicaciones del sistema. Seguramente, el fichaje de Jon Hicks) por el equipo de desarrollo del navegador noruego, tenga mucho que ver en ello. Además, la nueva previsualización de pestañas abiertas es genial, basta con arrastrar la barra con el ratón para obtener una visión directa de las pestañas que tenemos abiertas. Elevando el listón de la privacidad: tabs privadosActualmente Opera 10.50 ofrece algo que ningún otro navegador es capaz de ofrecer, la posibilidad de tener pestañas privadas, es decir, no sólo cuenta con la posibilidad de abrir una nueva ventana que no guardará cookies, ni datos en el historial de navegación o la caché, si no que además de eso ofrece esa posibilidad en otra pestaña del navegador, haciendo que la integración sea mucho mayor y que no tengamos ventanas desperdigadas en nuestro escritorio. Eliminando extensiones, ellos hacen el trabajo por tiOpera no cuenta con extensiones al uso de lo que otros navegadores ofrecen, como Firefox o recientemente Chrome. Opera ya lleva integradas muchas funcionalidades que otros ofrecen mediante extensiones, de esta forma, ellos hacen el trabajo por tí: mantienen actualizadas esas funcionalidades y las incluyen “de saque” en cualquier versión que nos bajemos. Hay un gestor de contraseñas realmente genial que es muy parecido al plugin de 1Password. Lleva un fantástico administrador de sesiones con prácticamente la misma funcionalidad que tiene la extensión Session Saver para Firefox. Podemos recuperar las pestañas cerradas de forma muy cómoda. Tiene y de hecho se inventó en Opera el Speed Dial que tan bien Chrome ha sabido implementar pero aquí es mucho más personalizable. Y así podríamos seguir con gran cantidad de funcionalidades ya integradas en el mismo navegador. Multitouch, Growl, HTML5, Unite y mucho más por venirLa nueva versión de Opera ofrece integración con el sistema de notificaciones Growl, tiene un gestor de bittorrent integrado pero se comunica a la perfección con el cliente que tengamos destinado a tal efecto, soporta gestos multitouch (aunque hay que reconocer que hay mucho trabajo por hacer en este apartado), también ofrece soporte a HTML5 de serie y tiene numerosas opciones que lo elevan a un navegador más que idóneo para la plataforma maquera. Además Opera cuenta con la opción Opera Unite, una nueva manera de entender la web y de compartir recursos entre sus usuarios. También podemos activar el modo Turbo que nos proporciona velocidad extra cuendo nuestro ancho de banda es limitado. Además no hay que perder de vista ese anuncio que hizo la compañía de que estaba en el desarrollo de una versión de Opera Mini para el iPhone. Tecnologías como el Opera Link (sincronización de bookmarks y sesiones) tomarán mucha más relevancia cuando esté disponible también una versión móvil del navegador. Como véis Opera 10.50 es un navegador completísimo, digno rival de las demás opciones más extendidas como Safari, Chrome o Firefox. Yo de vosotros, cuando realmente se lance la versión definitiva del navegador para nuestra plataforma (cuestión de días o semanas, en Windows ya disponen de esa opción) lo probaría, seguro que no os defrauda. En Applesfera | Opera 10.50 beta ya disponible para su descargaDescarga | Opera 10.50 build 8291

Anuncios