Pese a que Google y Microsoft son fuertes rivales en el mercado de telefonía móvil, sin embargo, los de Redmond acaban de presentar su primera aplicación destinada a funcionar en los móviles con Android, el sistema operativo de Google.

Llamado Tag, el software utiliza la cámara del teléfono y la convierte en un lector de código de barras para el móvil. Se trata de la primera aplicación que Microsoft ha hecho para este sistema operativo, que rivaliza en el mercado con Windows Mobile, de los de Redmond.

Android es así uno de los últimos sistema móviles en conseguir esta popular aplicación para la lectura de etiquetas, que está disponible en los Windows Phone, el iPhone, las Blackberry y los teléfonos con Symbian.

Esta funcionalidad puede ser utilizada para su uso con etiquetas y códigos de barras, como pueden ser cupones para enlazar a páginas web, transmitir información u ofrecer a los usuarios descuentos en tiendas.

La puesta en marcha de esta aplicación para Android supone la continuación del programa de Microsoft para desarrollar programas para sistemas rivales. En diciembre de 2008 lanzó su primera aplicación para iPhone, llamada Seadragon, y a principios de 2009 lanzó esta aplicación para códigos de barra en la plataforma de Apple.

La guerra de las aplicaciones

Esta colaboración destaca frente a la guerra abierta que se está desarrollando actualmente entre las plataformas móviles. Apple tiene la tienda de aplicaciones para móviles más madura del mercado. A principios de enero, los de Mac aseguraron que habían alcanzado ya más de tres mil millones de descargadas de sus programas.

Este lanzamiento de Microsoft se produce en un momento de competitividad feroz entre los sistemas operativos y los fabricantes de teléfonos, intercambiando denuncias por violación de patentes y acuerdos de colaboración.

Cualquier movimiento en este sentido refleja el interés de los desarrolladores, fabricantes y operadores por conseguir el control del lucrativo mercado de aplicaciones para teléfonos.

Anuncios