Los desarrolladores de la empresa MontaVista Software están aplicando su experiencia en el campo de los sistemas operativos en tiempo real (RTOS) para desarrollar una distribución Linux que también pueda aprovecharse de ciertas ventajas de dichos desarrollos. Y en concreto, de una muy especial: el arranque prácticamente instantáneo.

Como explican en EDN, en MontaVista Software llevan trabajando con soluciones RTOS desde 1999, y para ello han realizado cambios en el kernel Linux para proporcionar determinismo y rendimiento de sistemas tiempo real tomando como base el sistema operativo Linux. Cavium Networks adquirió recientemente a MontaVista, que acaba además de anunciar la sexta versión de su sistema operativo RTOS.

Pero es que además de dicho desarrollo, los desarrolladores de esta empresa también están trabajando en el desarrollo de una distribución Linux que sea capaz de arrancar en tan solo 1 segundo. “Una de las primeras cosas que hicimos hace años“, comenta Cedric Hombourger, uno de los desarrolladores, “fue hacer que el planificador de Linux fuera pre-emptive y determinista“.

Los métodos que hemos desarrollado son independientes de si uno usa un kernel en tiempo real o no“.

Hay que tomar esas investigaciones con perspectiva. En MontaVista trataron de llevar ese arranque instantáneo a versiones de Linux para netbooks y dispositivos móviles, pero por lo visto para poder arrancar en 1 segundo existen requisitos “extremos” que hacen que la distribución Linux que sea capaz de ofrecer dicha capacidad sea mucho más ligera.

Sin embargo, lo consiguieron para un sistema operativo para vehículos, un desarrollo que se logró en tres pasos. El primero fue la optimización de todos los componentes, incluyendo el cargador de arranque. En la segunda etapa se aplicó el conocimiento íntegro del hardware en el que funciona ese kernel para eliminar detecciones inútiles y centrarse en las especificaciones hardware concretas de ese sistema.La tercera parte fue la de darse cuenta de que no tenían que cargar toda la aplicación del cliente en memoria, solo las partes que se necesitaban para el inicio, para luego cargar el resto a posteriori.

El resultado: un sistema Linux que ararnca en un segundo, y que aunque está centrado en ese caso concreto, puede servir de ejemplo para ser aplicado en todo tipo de distribuciones

Anuncios