La operadora móvil Orange se ha incorporado este miércoles a la iniciativa Linux MeeGo fundada por Nokia e Intel, anticipando la creación de un nuevo canal para la prestación de servicios multimedia a los consumidores. MeeGo fue presentada el mes pasado en Barcelona como fruto de la fusión entre las respectivas iniciativas Linux de Intel y Nokia, con el objetivo de crear una plataforma de software que abarque toda la gama de electrónica de consumo, desde teléfonos móviles hasta netbooks.

Intel aporta su plataforma Moblin, que se fusionará con la plataforma Maemo de Nokia y con Qt, el entorno de aplicaciones multiplataforma propiedad de Nokia. Con el respaldo de la operadora, Intel y Orange colaborarán en ampliar la disponibilidad de los servicios Orange Signature, como Orange TV y Orange Maps, para que estén contemplados por el entorno MeeGo sobre los procesadores Intel Atom.

“El 75% de nuestro parque de clientes todavía no ha adoptado la Internet móvil. Dado el número creciente de teléfonos y de sistemas operativos entre los que deben escoger los clientes, nos corresponde facilitar y simplificar la transición de nuestros clientes a este amplio entorno de multimedia en el móvil”, ha declarado Yves Maitre, vicepresidente de dispositivos de Orange. “Nuestra colaboración con Intel en la plataforma de software MeeGo no sólo garantizará una mayor variedad de pantallas y terminales, sino que los clientes sigan disfrutando de una experiencia de uso coherente a través de los servicios Orange Signature, includa una pantalla inicial personalizada que les resulte familiar y de confianza, la red de la calidad más alta y una facturación segura y simplificada”.

Las empresas aspiran a establecer un marco de software común entre diversos dispositivos, desde smartphones y tabletas hasta netbooks. Una iniciativa ambiciosa, pero según afirmó en Barcelona Tony Cripps, analista de Ovum, la verdadera clave está en que los desarrolladores se vinculen a la plataforma MeeGo.

“Transformar MeeGo en una plataforma generalista para electrónica de consumo no será en sí mismo un logro menor. Sin embargo, a la larga no tendrá mucha importancia en cuántos dispositivos se haya desplegado si la coherencia que aporta el sistema operativo subyacente no se ve acompañada por una verdadera plataforma de aplicaciones multipantalla para los desarrolladores.

“Para que eso suceda deben ocurrir varias cosas. Primero, Nokia tiene que demostrar que los desarrollos hechos en Qt se pueden trasladar de verdad a diversas categorías de dispositivos. Segundo, tiene que demostrar a los desarrolladores las ventajas de esa escalabilidad. Tercero, tiene que convencer a los desarrolladores de que Qt es mejor plataforma de aplicaciones y experiencia de uso multidispositivo y multiplataforma que alternativas como Adobe Flash/AIR, Microsoft Silverlight y HTML5,” asegura Cripps.

Pero dado que los rivales de Qt –como Microsoft Foundation Class y wxWidgets– ya están ampliamente difundidos o bien tienen probabilidades de estarlo, y cuentan con unas comunidades de desarrolladores de tamaño respetable, MeeGo tiene ante sí una tarea ardua.

Anuncios