2010_02_27_Picnik1

Google continúa su imparable ascenso hacia lo más alto de las multinacionales. Su última adquisición se llama Picnik, y no es una merienda campestre, sino un servicio gratuito de retoque fotográfico en internet. Picnik permite a cualquier usuario hacer retoques más o menos sencillos en sus imágenes sin tener conocimientos avanzados de programas profesionales como Photoshop, de Adobe, iPhoto o Gimp, una aplicación de código abierto bajo licencia GNU Linux.

El interfaz de Picnik está basado en Flash y permite, desde el propio navegador de internet, realizar tareas como ajustar el brillo y contraste, recortar una imagen, ajustar su resolución y enfocarla o desenfocarla.

Picnik lleva ya funcionando con éxito desde 2007 y, a fecha de hoy, ya ha editado más de un billón de fotos. Los que ya usen este servicio pueden estar tranquilos. Desde Google aseguran que la compra de Picnik no supondrá cambios importantes en su aspecto o funcionamiento. La compañía se centrará en idear nuevas funcionalidades para el servicio. ¿Deberían preocuparse en Adobe?.

Anuncios