Las grandes operadoras mundiales se alían contra Apple

Las principales operadoras mundiales de telefonía -entre ellas Telefónica, han formado una alianza para impulsar una plataforma abierta de aplicaciones, conocida como Wholesale Applications Community, que permitirá a sus más de tres mil millones de clientes potenciales comprar aplicaciones independientemente del dispositivo o la tecnología que utilicen. Esta nueva plataforma competirá directamente con la tienda de aplicaciones de Apple, AppStore.
América Móvil, AT & T, Bharti Airtel, China Mobile, China Unicom, Deutsche Telecom, KT, el grupo de mobilkom austria, MTN Group, NTT DoCoMo, Orange, Orascom Telecom, Softbank Mobile, Telecom Italia, Telefónica, Telenor Group, TeliaSonera, SingTel, SK Telecom, Sprint, Verizon Wireless, VimpelCom, Vodafone y Wind se han comprometido a «crear un ecosistema» para el desarrollo y la distribución de aplicaciones móviles y de Internet, con independencia del dispositivo o la tecnología utilizada.
En conjunto estos operadores tienen acceso a más de tres mil millones de clientes en todo el mundo. La sectorial -GSMA- y tres de los fabricantes de dispositivos más importantes del sector -LG Electronics, Samsung y Sony Ericsson- también han apoyado esta iniciativa. La Wholesale Applications Community tendrá como objetivo unir a un «mercado fragmentado» y crear una plataforma abierta de la industria «que beneficie a todos -desde los desarrolladores de aplicaciones a las operadoras hasta los propios usuarios de teléfonos móviles.
El objetivo declarado de la alianza es crear un ecosistema de aplicaciones que «desde el primer día» establezca un canal directo entre los desarrolladores, para ofrecer las últimas aplicaciones y servicios innovadores, y una base de clientes en todo el mundo «lo más amplia posible».
Más eficiente
Según Jonathan Arber, analista de investigación en la firma IDC, atraer y «retener a los desarrolladores es vital» para cualquier tienda de aplicaciones que quiera tener éxito. Sin embargo, en palabras del analista de IDC los desarrolladores de aplicaciones móviles «se enfrentan actualmente a un alto nivel de fragmentación» en la industria, tanto en términos de plataformas como en tecnología y prácticas de los operadores.
Arber considera que los desarrolladores quieren acceder a la cuota de mercado más amplia posible de la forma «más eficiente y menos problemática posible» y defiende que esta iniciativa conjunta de las operadoras puede cumplir estos requisitos para unificar el sector y acabar con la fragmentación.
La alianza tiene previsto inicialmente utilizar los requisitos JIL y OMTP BONDI, que unificarán en un solo estándar en los próximos doce meses. En última instancia, según informan en la sectorial, se trabajará colectivamente bajo W3C para garantizar a los desarrolladores que sean compatibles con diferentes plataformas.
En palabras de la mancomunidad de operadoras «la alianza servirá como un punto de contacto para la industria y está abierto a todas las partes interesadas», desde los operadores de telecomunicaciones y fabricantes de dispositivos a los proveedores de servicios de internet y desarrolladores de aplicaciones.

Anuncios